Iglesia de San Miguel

La iglesia de San Miguel es uno de los monumentos más icónicos de Palencia, por su historia y por su belleza. Está situada en el casco antiguo de la ciudad, a orillas del río Carrión y se dice que en ella se casó el Cid Campeador con doña Jimena. La iglesia fue construida entre los siglos XII y XIII sobre una iglesia anterior con la misma advocación. Destaca su ábside románico y su torre, que nació con una voluntad tanto relilgiosa como militar.

En las inmediaciones de la iglesia de San Miguel se celebran cada año dos fiestas populares de Palencia: el Bautizo del Niño, fiesta de Interés Turístico Regional que tiene el primer día del año, y la bendición de animales el 17 de enero, día de San Antón.

La iglesia de San Miguel, declarada Bien de Interés Cultural, refleja claramente la transición del románico al gótico. En particular, las ventanas tienen los cristales coloreados, preludio de las grandes vidrieras góticas.

La imagen de su torre almenada despunta en el skyline de la ciudad. Esta torre campanario es lo más característico de la iglesia, con grandes ventanales calados de estilo gótico y una parte superior con forma de almenas que le dan apariencia de fortaleza. La torre mide unos 70 metros; originariamente iba a ser más alta, pero debido a las constantes guerras que se desarrollaron en Palencia, se decidió aprovechar lo que debía ser el arranque de los ventanales superiores como almenas para poder realizar guardias para la defensa de la ciudad.

La torre se sitúa en la fachada principal, orientada hacia el río, y en su parte inferior una puerta tardorrománica de medio punto permite el acceso al interior del templo. Un templo que consta de tres naves separadas por arcos apuntados y pilares que sostienen las bóvedas de crucería.

Una vez dentro destaca, presidiendo el altar, la imagen del Cristo de Medinaceli (s. XIV), una talla que desfila el Martes Santo y el Viernes Santo conducida por la cofradía del mismo nombre. También encontramos varios retablos renacentistas y barrocos, las sepulturas de la familia Rúa y Ribadeneira y la pila bautismal. En las últimas décadas se han descubierto unas antiguas pinturas murales de estilo gótico fechadas entre los del siglo XIV y XV.

La iglesia de San Miguel se puede visitar cualquier día de la semana en horario de 9:30 a 13:30 y de 18:30 a 19:30 horas. La entrada al templo es gratuita.

El poeta Francisco Vighi dedicó unos versos a la iglesia de San Miguel en «Romance de la vida y la muerte del río Carrión», que os transcribo a continuación como cierre de este artículo:

La torre de San Miguel
quiere ser novia del río,
y asomándose a mirarle
tiembla de amor y de frío.

francisco vighi