Historia de Palencia

Historia en cada paso

La capital de Palencia es una ciudad que conserva el aire de una urbe típicamente castellana. Se encuentra situada en medio de una gran llanura, en Tierra de Campos, bañada por las aguas del río Carrión. Enclavada sobre lo que fuera el asentamiento de la tribu vaccea, luego fue conquistada por los romanos en el siglo II a.C.

El desarrollo de Palencia como ciudad arranca en el siglo XI, y ya en los albores del siglo XV se convirtió en un importante foco de industria pañera.

Una de las mejores panorámicas de la ciudad se divisa desde el Cerro del Otero junto a la escultura del Cristo del Otero, de Victorio Macho.

Palencia es tierra de paisaje, de rutas por la historia, por el arte románico palentino, por los dominios de Roma y por los castillos legendarios.

Los Vacceos:

Pallantia era una de las ciudades principales de la Región Vaccea fundada por uno de los jefes vacceos llamado Palatino. Los vacceos eran un pueblo agrario que contó en Palencia con numerosos asentamientos, como Carrión de los Condes o Paredes de Nava. En excavaciones hechas en Palenzuela y Tariego de Cerrato se han encontrado vasijas de cerámica pintada, collares de vidrio y huesos de este pueblo.

Palencia romana

Los visigodos

La primera universidad de España

A comienzos del siglo XIII, el rey Alfonso VIII con la ayuda del Obispo Tello Téllez de Meneses funda el Estudio General de Palencia, en el que enseñaron profesores de todo el mundo, y en el que estudió Santo Domingo de Guzmán. Su sede estuvo cerca de la Catedral de Palencia.

La industria textil

La Revolución Industrial

El mundo contemporáneo